25 de octubre de 2018

MONTEAGUDO Y LAS GRULLAS

Tiempo grullero, tiempo marrullero.
Como todos los años las grullas en su migración a las dehesas extremeñas nos visitan para descansar y tomar fuerzas para continuar al día siguiente. Es un espectáculo ver llegar al atardecer las numerosas bandadas que abandonan su formación en V y comienzan a descender cerca del agua , en medio de una colegial algarabía de característicos sonidos  que conocemos muy bien los habitantes de Monteagudo pues los hemos escuchado desde la niñez.
Al amanecer es un momento mágico. La serenidad de las aguas del pantano en las que se ven reflejados como en un perfecto espejo el paisaje de los alrededores apenas alterado por la estela que dejan las numerosas anátidas al moverse en este espejo, la calma y el frescor de la mañana, la ausencia de ruidos... ¡Que lugar tan paradisíaco ! y que suerte poder disfrutarlo sin las aglomeraciones propias del turismo en algunos lugares.
Pero llegado el momento la calma matinal se rompe. Algunas grullas comienzan a moverse y en un momento se produce una tremenda algarabía que rompe el silencio. Miles de grullas levantan el vuelo, se van agrupando en grupos formados por decenas de aves, van cogiendo altura y continúan su viaje hacia el sur. Al poco tiempo la calma vuelve a apoderarse de este lugar.
Pero cuidado, como dice el refrán el tiempo va a cambiar y como dicen las predicciones después del maravilloso tiempo que hemos tenido estos días para este fin de semana va a llegar el frío y la nieve a muchos lugares de la península.
Si amplias la foto puedes observar al fondo algunas grullas.

24 de octubre de 2018

Visita por el castillo de la Raya


¿Que importancia tuvieron las fortificaciones del valle del Nájima y Jalón?¿Hubo un castillo anterior en este lugar? ¿Hay alguna historia de este sitio?¿Qué hemos observado en una de las cuevas?
El pasado domingo el ayuntamiento de Monteagudo organizó una visita guiada al castillo de la Raya situado cerca de la carretera de Ariza. Consta de un alto recinto rectangular, con una torre del Homenaje adosada a uno de los muros.En su interior lo primero que se aprecia es un espacio excavado frente a lo que se supone que fue la puerta de entrada y que podría se un aljibe o un almacén y al que recuerdo haber descendido con ayuda de un madero que había en un lado.
Estefanía e Ignacio, arquitectos que nos habían dado una conferencia el día anterior,comenzaron a explicarnos las diferentes partes del castillo , los materiales y la forma de construir, la importancia de esta zona tanto en época musulmana como en la posterior cristiana como control de los pasos a las mesetas y como frontera entre Aragón y Castilla, fundamentalmente en la guerra de los Pedros.
Fuimos observando los primeros restos de un muro hecho de tapial y que posiblemente fuese una primera construcción como los castillos cercanos de Monreal o Serón de Nágima y que más tarde fue reemplazado por otro realizado en piedra, partes realizadas de mampuesto y otras de sillería.
Fuera del castillo nos encontramos con un foso que fue excavado delante de una pequeña puerta que hay al lado de la torre del homenaje y que corta uno de los muros de tapial que quedan fuera del castillo y que posiblemente fuese una de las paredes del primitivo castillo según nos comentó Ignacio en la conferencia del día anterior .
Inevitablemente surgieron las historias sobre este lugar como que cayó un avión al finalizar la guerra al tocar una de las almenas. La pila del bautismo situada en el centro de la ermita y que cuentan que los que se bautizaban en ella podían acogerse a los fueros castellanos o aragoneses por ser esta pila frontera de los dos reinos o la de el zahorí que predijo entre otras cosas que había oro enterrado en el castillo y durante un tiempo varias personas fueron a escavar para encontrarlo.
Cuando nos metimos en estas cuevas que dejaron observamos que en una de ellas habían atravesado dos paredes una de ellas con una capa que la hacía impermeable por lo que podía ser un aljibe y que además había una capa considerable de cenizas en lo alto de la cueva. Todo esto nos llevó a la conclusión de que podía haber habido un aljibe dentro de la antigua fortaleza y que seguramente quedo relleno de escombros y con un incendio posterior. 
Fue una mañana muy bonita y mostrar nuestro agradecimiento al ayuntamiento y a Estefanía e Ignacio por su dedicación y entusiasmo.
Mi madre había dedicado una entrada a la historia del castillo por si deseáis tener más información.




17 de octubre de 2018

ERMITA DE MONTEAGUDO. COMO NUEVA

¡Que emoción volver a tu pueblo , recordar las vivencias de tu niñez y encontrarte la ermita recién pintada y preciosa!
El día 15 de octubre tradicionalmente se celebraba en Monteagudo la festividad de la Virgen de Bienvenida. Hace más de cuarenta años se trasladó a agosto pero se sigue manteniendo este día como feriado y se sigue la tradición de realizar una pequeña ofrenda de flores a la patrona.
Dicha ermita fue construida antes de 1543, año en el que se tiene documentación de su inventario y que fue restaurada en 1610. Está situada fuera del pueblo en un altozano y a sus pies se encuentra un manantial que surtía de agua potable al pueblo.
En su interior nos encontramos el retablo del altar mayor, barroco y con unos preciosos lienzos realizados por el pintor, dorador y escultor Juan Zapata Ferrer que ejecutó entre otras obras los frescos de San Saturio en Soria. Otro retablo con una imagen de San Francisco y un cristo articulado que está dentro de una urna de cristal y al pie de una cruz de madera en la que se aprecian los agujeros de los clavos. Sospecho que este fuera el cristo que se clavaba en la cruz en la representación de la pasión que se hacía en el pueblo, similar a la que todavía se realiza en Fuentelmonge y Serón y a las que merece la pena asistir en Semana Santa.
Tiene una cúpula decorada con unas pinturas como pueden apreciarse en la fotografía y un frente de altar con unas imágenes muy vistosas y un poco naif.
El coro y la espadaña fueron restaurados hace unos años los campanillos fueron sustituidos por unos nuevos. Los yugos de los antiguos se encuentran a la entrada del pueblo en un pequeño recuerdo a Antonio Machado. Como curiosidad el más pequeño era el que se encontraba en la ermita del castillo de la raya y que según la tradición un pastor se la trajo dentro de una gavilla de romero.
De niño recuerdo observar la pared situada en frente de la entrada con numerosas ofrendas de cera (brazos, piernas...)




23 de septiembre de 2018

EL YUGO

El yugo ,  instrumento de madera o hierro que unía dos mulas o bueyes por el cuello o por la cabeza y al que se enganchaba el timón de un arado o la lanza de un carro. La finalidad es el unir la fuerza de dos animales (yunta) para lograr realizar una faena. Pero también es el velo que se ponía a los novios durante la misa de boda y que significaba  el unirlos para que los dos fuesen en la misma dirección. Al mismo tiempo tiene un significado de dominio y sumisión  al que te pone el yugo para obligarte a actuar de alguna forma en contra de tu libertad por lo que ha sido tan importante a lo largo de la historia sacudirse el yugo de lo que te ata a algo o a alguien y te priva de muchos derechos. ¡Cuantos yugos se han sacudido nuestros antepasados! Derechos de nobles, eclesiásticos, analfabetismo, invasiones, imposiciones ...

 La libertad es lo más grande que tenemos los seres humanos por lo que debemos sacudirnos el yugo de todo lo que la coarte o limite , bien sean elementos físicos, ideológicos o morales.

  En Monteagudo recuerdo de niño ver  arar con mulas y admirar como eran capaces de trazar unas besanas tan rectas en fincas que muchas veces tenían un perfil irregular. Mi madre en su entrada describe los componentes que figuran en las fotografías de estos instrumentos que tiene en el museo:costillas del yugo de mulas que se encajan en el cuello, barzón o anilla de metal que cuelga en el centro del yugo por donde entra el timón del arado, la trasca que une, las colleras que se colocaban en el cuello de las caballerías.En el de bueyes nombra las melenas y las sogas que unían estos yugos a las cabezas de los bueyes. 


Si deseas conocer la entrada de mi madre esta en el siguiente enlace

yugo



18 de septiembre de 2018

PERDIZ Y CARDELINA

Una de las primeras entradas que colocó mi madre en este blog trataba de las jaulas de perdiz y jilguero"cardelino" que tenía en el museo. En ella describía como se realizaba  la captura de las crías del jilguero introduciendo el nido en la jaula y los padres seguían alimentándolos. 
En mi infancia en el pueblo había una gran cantidad de jilgueros. La agricultura era mucho más natural y ecológica. No había casi insecticidas y la vega estaba llena de árboles frutales de todo tipo. En otoño e invierno era corriente verlos en bandadas numerosas que les gustaba frecuentar los cardos borriqueros para comer sus semillas, de ahí su nombre de cardelinas como los conocemos en la comarca . Recuerdo su canto muy parecido al de los canarios y el asombro ante su colorido en un pajarito tan pequeño. Solían hacer los nidos en las horquillas que formaban las ramas de algunos árboles como los manzanos y que alguna vez al intentar llegar a estos nidos nos dimos algún susto. 
Ahora son mucho menos abundantes y son especies protegidas. 
La jaula mas grande es la de la perdiz. 
La perdiz a diferencia del jilguero es sedentaria, no migra , y su canto es muy variado y le sirve en la naturaleza para posicionarse socialmente o marcar su fuerza resistencia y personalidad, por lo que una perdiz que cantase muy bien era muy cotizada.
En realidad hay varios tipos de cantos o reclamos y que se denominan de distintas formas por ejemplo el cuchicheo que puede ser dirigido a un macho o a una hembra, mucho más suave cuando se dirige a la hembra; Otras veces suenan golpes secos como besos y que suelen ir dirigidos a otros machos y que se denominan besos o piñones; Algunas veces parece el maullido de un gato y suele ser cuando el reclamo se hace en el momento de máximo celo y a veces muy bajo y se denomina encelada.
Recuerdo de niño correr detrás de una pollada de perdices cuando acompañaba a mis padres al campo en verano para ayudar en las labores de la siega y que como no te fijases en un perdigacho no cogías ninguno. Luego había que alimentarlos como si fuesen pollitos, ponerles una bombilla para el frío, aunque había algunas gallinas que los adoptaban como hijos y los criaban.
La perdiz es otra de las numerosas especies animales que ha disminuido su población muchísimo en el pueblo a la que le ha afectado muchísimo la practica desaparición del conejo, la agricultura extensiva, la concentración parcelaria , el cambio climático y la desaparición de humedales, fuentes, riachuelos y balsas... 
A mi me ha gustado cazar la perdiz de una forma deportiva y he tenido numerosas anécdotas a lo largo de mi vida, su velocidad, bravura, inteligencia y resistencia me han hecho admirarlas siempre y seguirlas acompañado de mi perro por los cerros de la localidad. 

A continuación la entrada que realizó mi madre hace muchos años.

jaula de perdiz y cardelina,


En la jaula más grande los cazadores de perdices, metían el reclamo o perdigacho. En las jormadas de caza, dejaban el reclamo sobre un alto cantando y esperaban escondidos a que las perdices se acercaran para cazarlas. La jaulita pequeña es para "cardelinos". Para cojerlos se metía un nido con los pollos en la jaula y se colgaba del arból en el que estaba el nido. los padres los alimantaban a través de los barrotes y cuando los pollos crecían y se acostumbraban a comer el pienso, se los llevaban para la casa.

29 de diciembre de 2017

BODAS DESDE HACE 100 AÑOS EN MONTEAGUDO

   
Era el siglo XIX en Monteagudo cuando nuestros antepasados usaban estos trajes de boda. Estas fotografías muestran como fueron los trajes tradicionales en esta parte de Soria limítrofe con Aragón y me llama la atención el del hombre que lleva calzón, pañuelo en la cabeza y sombrero.

Mis abuelos se casaron hace unos 100 años y observamos como han cambiado mucho los trajes, mi abuelo Francisco vestía con traje y corbata y mi abuela Rosario con un vestido negro.
Mi madre dedicó una entrada en el blog a describir la boda de mis abuelos José y Perfecta que se celebraron en Monteagudo de donde era mi abuela y en Cihuela de donde era mi abuelo."Primero la bendición de los padres en la casa de la novia y a continuación a misa una ceremonia religiosa, volteo de campanas y la entrada a la Iglesia con la música del Órgano. Terminada la misa por la calle mayor al Ayuntamiento a firmar los papeles, después a la casa de la novia a tomar el refresco, que se componía de dulces y bebidas de refrescos y a continuación la rondalla con guitarras, con unas felicitaciones y unos cánticos preciosos. Después a comer, que como mínimo serian ya las tres de la tarde, y ya al baile" Después describe las albadas que se les daba a los novios a la mañana siguiente con la ronda y trascribe la letra de varias de esas jotas dedicadas a los novios. Yo todavía recuerdo de joven el haber participado en una albada de una prima mía y los padres solían sacar bebidas y dulces para los participantes. En esta boda mi madre cuenta que al día siguiente todos los participantes se fueron en caballerías hasta Cihuela y Albalate de donde procedía mi bisabuelo.



En la fotografía de boda de mis padres de los años 50 mi madre todavía vestía de negro con teja y mantilla y mi padre de traje y corbata.Se casaron en la iglesia de Monteagudo en el mes de noviembre y creo haber oído a mi madre que se celebraron dos o tres bodas el mismo día en el pueblo. Entonces había mucha más juventud que ahora.
Por último esta es una imagen de mi boda ,que mañana hace cuarenta años, en Zaragoza. Fue una boda muy bonita y con muchísimo frío. Parte de los invitados de Madrid no pudieron llegar porque la Nacional II estaba cortada por la nieve. La ceremonia fue en la iglesia del Carmen en Zaragoza y desde allí nos fuimos al restaurante. El viaje de novios lo hicimos a Tenerife, como era habitual entonces.
La imagen puede contener: 2 personas

Hace dos años mi sobrina Ana se casó en el Castillo Palacio de Monteagudo
La boda se realizó en una sala de la torre redonda que había sido habilitada para el acto. 
Los novios llegaron a la plaza acompañados por la familia y amigos. 
En la sala el señor alcalde al principio procedió a dar lectura a un escrito muy emotivo. Loli cantó una bonita canción  haciendo notar que a mi madre le hubiera encantado estar presente.
Después del acto se ofreció un aperitivo en el incomparable marco que tiene el patio del castillo.
Mas tarde en el pabellón se había preparado una carpa. En ella se organizaron distintas actividades hasta altas horas de la madrugada . Se degustó un magnífico menú, baile, caraoque, juegos para los niños, parrillada por la noche ...
 

28 de diciembre de 2017

MONTEAGUDO, DE LA FUENTE AL JACUZZI

"Niña si a la fuente vas, 

agarra bien el cántaro, 

que si el cántaro se rompe,

 difícil será arreglarlo."

Esta era una jota que ponía mi madre en la entrada dedicada a la fuente. ¡Cómo ha cambiado!
Monteagudo está en lo alto de una muela y amurallado por lo que el agua potable había que ir a buscarla a un kilómetro aproximádamente en un manantial situado al lado de la ermita de Bienvenida y del que se sacaba el agua introduciendo los cántaros en una especie de estanque que acumulaba el agua del manantial. Mujeres y niños yendo a buscar agua puede recordar a la imagen que actualmente se ve en algunas tribus africanas.
 A principios del siglo pasado acercaron el agua hasta la fuente vieja. Estos son mis primeros recuerdos pues de niño con 4 años fui a vivir al lado de esta fuente. Todo el pueblo iba con cántaros y botijos en carretillos que tenían la base con agujeros para colocar las vasijas, aguaderas de caballerías o llevando un cántaro en la cabeza y otro al lado, en el costado. El agua sobrante iba a un pilón donde bebían las caballerías y vacas. El pueblo no tenía desagües por lo que el agua sucia iba a la calle o a corrales que había en el pueblo.
Hace unos  cincuenta años aproximadamente se hizo un pozo al lado del río debajo de la iglesia y se subía el agua a un deposito cerca del ayuntamiento. Se empezó a llevar el agua corriente a las casas y se realizaron desagües por todo el pueblo. 
Al principio la mayoría de las casas solamente tenían agua  para el servicio, lavabo y una pila de lavar. Pero la demanda de agua cada vez era mayor  y en algunas casas de la Villa el agua solamente llegaba a la planta baja por lo que se construyó un nuevo pozo y un deposito más alto.
Actualmente , a pesar de la sequía, no suele faltar agua y se han renovado las canalizaciones de agua y desagüe de casi todo el pueblo.

Las muchachas de este pueblo, 
van a por agua a la fuente, 
con el cántaro en la cabeza,
 y que contentitas vienen.
Mi madre mencionaba esta otra jota que cantaban cuando ella era joven, ya que normalmente las chicas jóvenes eran las encargadas de ir a buscar el agua y era un momento que aprovechaban los jóvenes para cortejarlas y posiblemente la primera jota tuviera otro sentido. También comenta que algunas veces había peleas entre ellas "en una ocasión se pegaron dos mujeres de armas tomar por cuentos y chismes, una se llamaba la Franca y otra la Pilar, cogió la Pilar a la Franca se la puso entre las piernas le levanto las faldas y le dio una tanda de zurras a culo pajarero hasta que se cansó ,aquello fue de teatro, al otro día fue la comidilla del pueblo, pero no llegó la sangre al rio y se les pasó enseguida el disgusto."

En la fuente ahora hay un botijo solitario soñando con los tiempos en los que estaba llena de gente y que ahora solamente se acuerdan de ella algunos caminantes que pasan a refrescarse con la poca agua que llega a sus caños. Soñará también con ver el pueblo lleno de gente y de juventud. ¡Ojala se cumpla su sueño!La imagen puede contener: planta y exterior

27 de diciembre de 2017

MEDICINA, CURANDEROS Y REMEDIOS CASEROS

No hay texto alternativo automático disponible.
Cuando yo era niño los agricultores de Monteagudo no tenían Seguridad Social , entonces ¿cómo 
actuaban en casos de enfermedad? Mi madre escribió una entrada en este blog en el que contaba remedios caseros de la siguiente manera: 
"Las enfermedades leves:  cuando yo era niña: se llamaba al médico y este venia a casa. De niños era corriente el sarampión, las paperas, la varicela ,la tosferina... Muchas las curaban con remedios caseros, para los catarros leche caliente con coñac y miel, para abrir el apetito una copita de vino dulce de quina, para las anginas, te hurgaban con un algodón rodeando un palo la garganta con zumo de limón recién exprimido; cataplasmas de linaza y mostaza que los preparaban en la farmacia ,se envolvía en un  trapo  se colocaba en el pecho y te hacían sudar.  las ventosas, un vaso de cristal fuerte, se mojaba un poco de algodón en rama en alcohol, se prendía se metía en el vaso, se daba rápidamente la vuelta y se ponía sobre el enfermo en el pecho, costados, subía la carne en el vaso te hacia sudar y sacaba el pasmo. aun  recuerdo de niña cogí catarro en vísperas de la fiesta y me ponía las ventosas yo misma para poder salir y si que lo conseguí pero como se sufría , cuando te quitabas el vaso salia a veces hasta sangre si te cortaba el vaso. Casi era peor el remedio que la enfermedad."
Recuerdo ver las señales de las ventosas en el pecho de mi madres y haber recibido alguno de estos remedios, pero afortunadamente había un médico en Monteagudo, D. Guillermo, que atendía a los enfermos e incluso actuaba de dentista. Además empezaron a vacunar a los niños contra la viruela de las que nos queda la señal en brazos o piernas , la polio y otras enfermedades y se empezaron a utilizar los antibióticos junto a medidas higiénicas lo que mejoró mucho la salud de las personas. 
También recuerdo que mis padres    se hicieron un seguro para el caso de que tuviesen enfermedades graves o que necesitasen operaciones.
Pero  mi madre también nombraba otros remedios como flor de saúco para las inflamaciones, sal y vinagre para las heridas, sal o pólvora para el dolor de muelas, tela de arañas para las hemorragias, orina o tétano de huesos para las grietas de las manos... Pero sobre todo como se acudía a curanderos hechiceros  para tratar sobre todo traumatismos, enfermedades ... Aunque ella pensaba que todas estas personas lo que perseguían era tu dinero y no solían curar nada. También recuerdo que en la pared de la ermita había brazos, cabezas y otras figuras de cera que indicaban que se recurría a la intervención de la patrona para sanar ciertas enfermedades.
Ahora tenemos la suerte de tener una  sanidad pública y para todos y aunque por motivos de los recortes y la despoblación de la comarca los médicos y los hospitales se están centralizando en lugares cada vez más lejanos y el número de profesionales sanitarios cada vez es menor , debemos luchar por defender este modelo de sanidad ya que, como pasa en muchos países, es muy lamentable que si no te puedes pagar la sanidad no se te atienda cuando estas enfermo como sucedía no hace tantos años en España.

26 de diciembre de 2017

EL CARTERO EN MONTEAGUDO

Resultado de imagen de MONTEAGUDO RENFEHe pensado retomar alguna de las entradas de mi madre y actualizarlos con mis recuerdos y así analizar la evolución que han tenido a lo largo de un siglo aproximádamente. Una de las primeras entradas que puso fue la  del cartero. ¡Cómo ha evolucionado este servicio!
Mi madre comentaba que la correspondencia se traía con caballerías hasta que en 1913 se inauguró el ferrocarril de Valladolid-Ariza ya clausurado. Comentaba que aquí llegaban las cartas de varios pueblos de alrededor y aquí venían los carteros de las cercanías a por ellas en caballerías o bicicletas. Yo recuerdo en mi niñez el cartero de Valtueña que cada día venía en bicicleta a por la correspondencia y que veíamos pasar por delante de la escuela, yo con mi perspectiva de niño lo veía como un héroe al recorrer este camino a diario con aquellas pesadas bicicletas y además la vuelta a Valtueña era cuesta arriba. 
Recuerdo llevar al buzón que estaba en el ayuntamiento las cartas que me entregaba mi madre y si a veces si no tenía mi madre sellos, echar el dinero junto al sobre por el buzón.
Las cartas era el medio de comunicación entre los familiares y amigos. Recuerdo en Sigüenza cuando estudiaba y llegaba la correspondencia, la emoción al oír tu nombre para ir a por la carta con noticias de tu familia. Todavía conservo alguna que se quedaba entre las páginas de los libros.
Ahora ya no pasa ningún tren por las vías de Monteagudo. Las cartas han sido sustituidas por los email o whatsapp de los móviles, ya no se escriben ni felicitaciones de Navidad, solamente nos llegan al buzón cartas comerciales y propaganda; pero correos tiene un nuevo resurgir con la paquetería de las compras online.
Mi madre en aquella entrada hablaba de que estas personas también llevaban algunas veces las medicinas, ya que en Monteagudo había farmacia, y nombraba a la tía botiquina que venía de Bordalba ,una mujer alta vestida con sayas y con una cesta donde llevaba las boticas.
Hoy la despoblación y la rentabilidad de los servicios públicos ha hecho desaparecer todo esto y solo queda el recuerdo en los habitantes de esta comarca tan olvidada ,la Celtiberia. 

10 de noviembre de 2017

EL OTOÑO DE LOS LIBROS

Echando un vistazo a mi librería me he encontrado con estos tres ejemplares que representan momentos de mi vida que de alguna manera han marcado mi relación con los libros. Uno, titulado la guía del hortelano, que me encontré tirado hace más de 40 años y que rescaté de un contenedor. No soportaba ver un ejemplar así en la basura. El otro es uno de los que compré en mi adolescencia y aunque creo que costaban 25 pesetas, para mi economía de estudiante era un pequeño capital. El tercero es un regalo de nuestras hijas que siempre han sabido que un buen libro es un magnífico regalo que se disfruta muchas veces.
Hoy es el día de las librerías y viendo estos libros me he preguntado si estaremos ante el otoño de los libros de papel. ¿Irán desapareciendo poco a poco con el tiempo? ¿Serán sustituidos por los libros electrónicos o los juegos de los móviles? ¿Vendrá una nueva primavera de la lectura y un renacer de estos libros de papel tan hermosos y perdurables en el tiempo.
Todos los viernes voy a un taller de pintura en el instituto Ramón y Cajal de Parla. Este año quiero hacer una serie de cuadros relacionados con los libros y el próximo que se me ha ocurrido es precisamente el otoño de los libros que de un ejemplar antiguo se le van cayendo las hojas que se van arrugando y convirtiendo en hojas de árboles. Ya os contaré el resultado.
 El anterior que hice lo titulé el come libros y quiero simbolizar a todos esos volúmenes que se quedan olvidados por los trasteros y son victimas de animales, humedad, ratones...
Se me ocurre que con los libros se puede decir como con las mascotas. No lo abandones, él no lo haría.

4 de noviembre de 2017

MONTEAGUDO EN OTOÑO

Estamos en noviembre y en los huertos todavía hay judías, tomates, pimientos... Este año el verano se ha alargado muchísimo y llegado los Santos todavía las temperaturas son muy agradables.
Mis recuerdos de niño de esta época son muy variados. Normalmente frío, algunos años las primeras nieves, recogida de los últimos frutos de otoño como las peras de roma, muy duras pero que se colocaban en los montones de trigo y maduraban poco a poco. Luego en invierno tenían un sabor buenísimo.
Otra de las faenas que se realizaban era la recogida de las mazorcas de maíz que más tarde se desgranaban frotando dos mazorcas. Después aparecieron unas máquinas que realizaban este proceso y las mazorcas sin grano se utilizaban para la estufa.
La vendimia ya había finalizado, se habían pisado las uvas en el lagar y sacado el vino una vez fermentado a las cuvas. Por estas fechas creo que se prensaba el orujo para sacar el vino que quedaba.
Pero la remolacha esperaba en los campos el momento de arrancarla, escamocharla y cargarla en remolques para luego llevarla a la estación desde donde se llevaba a las azucareras de Terrer. Eran trabajos manuales que se hacían a mano, muchas veces con lluvia o nieve y que con el frío resultaban muy penosos.
Hoy ha desaparecido de la casi todos estos cultivos, ya no quedan frutales, ni vides, ni remolacha. Solamente cereal, maíz, girasoles y alguna parcela de alfalfa.

3 de noviembre de 2017

OTOÑO ¡QUÉ SOLOS SE QUEDAN LOS PUEBLOS!

Despertaba el día y a sus primeras luces me encontraba admirando esta sinfonía de colores que ofrece el paisaje de los páramos sorianos al amanecer y la belleza del pueblo desde el cerro Mampérez. El otoño ha llegado y los agricultores se apresuran en preparar sus campos para la próxima sementera aunque este año la sequía es muy prolongada y pertinaz. 

Al atardecer de este día de otoño nos encontramos en el pantano admirando otro espectáculo único que este año esta siendo mas maravilloso que nunca. La llegada de miles de grullas en su camino migratorio desde el norte de Europa a las dehesas extremeñas.
La imagen puede contener: cielo, nubes, exterior y naturaleza

Pero mientras tanto en las cercanías del pueblo he disfrutado del placer de pasear por la arboleda donde las hojas secas de los árboles del bosque de ribera tapizan de una alfombra multicolor el suelo que cruje levemente a la presión de nuestras pisadas. La luz se filtra entre los troncos de los chopos y produce impresionantes claro oscuros .
¡Que solos se quedan los pueblos! 
Copiando la rima de Bécquer

Despertaba el día, 
y, a su albor primero, 
con sus mil ruidos 
despertaba el pueblo. 
Ante aquel contraste 
de vida y misterio, 
de luz y tinieblas, 
yo pensé un momento: 
DIOS MÍO ¡QUE SOLOS SE QUEDAN LOS PUEBLOS!



23 de octubre de 2017

LAPONIA DEL SUR

¿Será esta bella puesta de Sol en Monteagudo la imagen que anuncie el ocaso de una una gran comarca, la Celtiberia?
¿Este es el futuro que nos espera en el que cuatro corzos corretean por un enorme desierto  de población?

La despoblación en España es como un donuts. 
La Serranía Celtibérica ha sido zona de frontera.
Esta zona es periférica a varias comunidades y lejos de los centros de poder.
Tiene doble extensión que Bélgica y menos de 500.000 personas censadas; las que viven regularmente son menos.
Población muy envejecida...
 El domingo estuve escuchando el pograma futuro abierto sobre la despoblación. En él intervenían entre otros Francisco Burillo, catedrático de la universidad de Zaragoza y los datos con los que he comenzado el relato fueron alguno de los que se dieron a conocer. Esto me hizo pensar sobre las circunstancias que tenemos en común las tierras que hace dos mil años tenían entidad propia y mantuvieron en jaque la los Romanos y ahora estamos divididos entre las comunidades de las dos Castillas, la Rioja, Aragón y la Valencia. Difícil poner de acuerdo a todas cuando hay pocos votos y lejos de las capitales. Pero esto debe ser algo por lo que debemos luchar una unidad de la Celtiberia que sea reconocida por Europa como región poco poblada y se le apliquen medidas especiales de ayuda y fiscales ,  si no de poco va a servir campañas como  Teruel existe, Soria Ya, A Daroca ya le toca o el Desafío Alto Jalón en el que pretendemos dar a conocer estos problemas.
Al mismo tiempo pienso que si la Celtiberia tuviera una entidad propia si podría haber por ejemplo campañas turísticas en el que se integrasen las grandes posibilidades que tiene este territorio desde Atapuerca hasta Albarracín o el Maestrazgo. La belleza de muchos de sus paisajes y las rutas que se podrían diseñar en conjunto y que no pase como ahora que cada comunidad es independiente de las vecinas y por lo tanto mucho más débiles y con muchas menos posibilidades de lucha.
Pongamos nuestro granito de arena por una Celtiberia unida y reconocida como comarca con entidad propia.
Pongo dos enlaces a continuación sobre la serranía celtibérica y sobre el programa de radio .
http://www.celtiberica.es/
http://www.rtve.es/alacarta/audios/futuro-abierto/futuro-abierto-despoblacion-rural-espana-22-10-17/4263010/
Acabo de conocer que hay la primera feria contra la despoblación organizada por Soria PRESURA http://www.repoblacion.es/

11 de septiembre de 2017

LA PARRA DE LA CALLE DE LA PARRA TIENE UVAS.

No es nada nuevo que la calle de la Parra tenga una parra, por eso se llama así , todos la hemos conocido desde niños y hemos oído a nuestros padres que siempre había una en este lugar. La novedad es que hace mas de cuarenta años se secó la vieja que había pero brotó un sarmiento y al menos desde entonces nunca había tenido uvas buenas hasta este año. Siempre las pocas que tenía se quedaban muy pequeñas, cenizosas y muy ácidas. Este año ha tenido abundantes racimos de una uva que me ha recordado mucho el sabor a la de aquellos racimos que de niño comíamos por las viñas cuando íbamos a vendimiar y que supongo que serían garnachas, pero esa memoria olfativa y gustativa me las ha recordado.
Que recuerdos cuando en Monteagudo había muchas hectáreas de viñas. Cuando había guardas de las viñas y que, como nos sucedió de niños cuando íbamos a bañarnos al pantano, nos pilló el Machín a varios mozalvetes en una viña quee había nada más subir la cuesta de la Virgen.
Así mismo es inolvidable el ir a vendimiar metido en los cuevanos, pisar las uvas en los lagares que había encima del pozo al que se echaban el mosto y los orujos. El acompañar a mi abuelo a por vino a la bodega a dar vuelta a las cuvas. Por cierto una vez mi primo y yo mientras mi abuelo hacía alguna faena por la bodega del cerro de la Cruz, descubrimos que si se quitaba un palito que tenía la cuba salía un chorrito de vino fresquito. Os podeis imaginar que la vuelta a casa fue muy larga debido a las eses que hacíamos por los efectos del vinillo.
Ayer Roberto me dio todas las uvas que estaban un poco estropeadas para las gallinas de mi hermana. Las tiene en semilibertad .Es curioso como acuden todas corriendo  al echarles algo de comida, pero lo que mas me ha llamado la atención ha sido una gallina que tiene tres pollitos como los cuida, les enseña a comer, les avisa si hay peligro y defiende la comida si se acercan otras. A ellas también les ha encantado la bolsa de granos que les he bajado.

6 de septiembre de 2017

GONZALO Y MONTEAGUDO, CADA VEZ MÁS ALTOS

La imagen puede contener: 2 personas, personas de pie, cielo, montaña, exterior y naturalezaLos que hemos nacido en un pueblo y hemos tenido la suerte de crecer en contacto con la naturaleza, siempre llevamos dentro esa llamada que nos hace disfrutar y emocionarnos con el contacto con el campo, el aire puro, el canto de los pájaros, el esfuerzo al hacer ejercicio entre los árboles... Yo particularmente necesito todos los días mi dosis de naturaleza aunque sea entre polígonos, en la Cantueña en Madrid o en el pantano si estoy en el pueblo.
Mis recuerdos infantiles y juveniles se remontan a un campamento en Sabiñanigo donde por primera vez entré en contacto con la montaña y donde estuve a punto de tener un accidente a consecuencia de un resbalón en una ladera y afortunadamente me quedé agarrado a una raíz lo que me enseñó a respetarla y tener cuidado.
Otro campamento más tarde en el Moncayo fue otro contacto con la montaña del que recuerdo el momento de llegar a la cumbre que realizamos un grupo de chavales.
Pero todos los de mi generación nos acordamos de Cesar Pérez de Tudela que a partir de un programa de televisión nos dio a conocer sus experiencias en el alpinismo y a amar y respetar la montaña.
Afortunadamente hoy tengo varios amigos que   disfrutan de la montaña , algunos haciendo senderismo, trail, esqui, ciclismo de montaña, escalada etc. Felipe, por ejemplo, ha participado en la última ultra trail del Mont Blanc, a Macari le encanta subir al Moncayo, pero hoy quiero destacar a Gonzalo de Miguel de Monteagudo de las Vicarías que ha unido su afición la senderismo con el amor a su pueblo, pues ha llevado la bandera hasta las cimas más altas de varios continentes.
Gonzalo de Miguel desde diciembre de 2016 al 4 de septiembre de 2017 ha coronado varios picos situados en Europa, África y América con alturas superiores a los 4000 metros.
Kilimanjaro-5.895 m
Mont Blanc- 4.810 me
Elbrus-5,642 m
Cerro Austria- 5.321m
Huayna Potosi- 6.088m
Ánimo Gonzalín y seguro que y aeestás pensando en la siguiente meta como nos sucede a los que amamos el deporte.

31 de agosto de 2017

CARRERA DEL FRAILE. DIEGO UN NIÑO CON AUTÉNTICO ESPÍRITU DEPORTIVO.


Este año es la décima vez que celebramos en la fiesta la carrera del fraile. Es una carrera no competitiva que se puede realizar a pie o en bicicleta y que realizamos desde Monteagudo de  las Vicarías hasta Cantabos en la fiesta de agosto. Eva me comentó que un niño de doce años quería realizarla en compañía de su padre. Me quedé un poco sorprendido pues la distancia total son más de 17 Km. aunque hacemos un descanso en la Granja de Cántabos para contemplar lo que fue el primer asentamiento de los frailes de Santa María de Huerta.
En el momento de la salida allí estaba Diego acompañado de su padre y dispuesto a realizar la proeza de terminar la prueba. Llevábamos coche escoba y le sugerimos que si se encontraba fatigado se montase en él.
Comenzamos la marcha y me dí cuenta de que el niño iba muy bien, se mantenía a un ritmo constante y no presentaba señales de fatiga. Al llegar a Cántabos nos hizo un esprint en la cuesta que nos dejó maravillados.
La vuelta la realizó igualmente a ritmo aunque íbamos pendientes de él Jorge y  yo y por supuesto su padre. Al llegar al pueblo su padre se quedó un poquito rezagado y él llegó a la meta esprintando en la cuesta que llega al castillo.
Como todos los años realizamos una merienda de huevo frito con chorizo a todos los participantes en cualquiera de sus modalidades, fraile, monja o monaguillo.
Todos los años se da un trofeo a la persona que creemos que se la merece más y lógicamente esta edición se la dimos a Diego. Fue una sorpresa para él cuando lo llamaron el último día como ganador de la carrera, pero cuando vino a ofrecerme la medalla a mí por haberlo acompañado me llenó de emoción y decidí firmarle el trofeo y esperar que siempre se acuerde de este primer trofeo ya que yo siempre admiraré el esfuerzo y la deportividad de Diego.

19 de agosto de 2017

EXPOSICIÓN DE PINTURA, CRISIS

Una de las aficiones que siempre he tenido ha sido la pintura y Monteagudo ha sido uno de los motivos que muy a menudo he tratado en mis trabajos.
El verano pasado comencé a realizar una serie de obras bajo el tema de la crisis en sus diversas facetas que tanto nos está impactando. Crisis económica y para ello utilicé como soporte cuadros reciclados, traseras de armario, cortezas de árboles, cartón... Los motivos también son de crisis: botas viejas, enchufes, puertas, paredes y ventanas de la calle de la Parra, abarcas, paisajes áridos o desérticos, el Charco, las Cabezas, dunas de Corralejo y un faro de Fuerteventura...
y crisis en los marcos de los cuadros realizados con listones de madera de baja calidad.
Algunos de estos trabajos los he colocado en el salón del Bar de Monteagudo donde se pueden contemplar.


15 de agosto de 2017

MONTEAGUDO, CONFERENCIA SOBRE EL CÓLERA DE 1885

La imagen puede contener: textoLa imagen puede contener: pantalla, nubes e interior
 
No siempre es fácil hablar con el corazón pero ayer Antonio Ruiz, no solamente lo hizo  él, sino que además nos llegó a lo más profundo de todos los que asistimos al comenzar la charla sobre el cólera de 1885 que se realizó en el palacio de Monteagudo.,
La conferencia estuvo muy bien estructurada partiendo de una introducción sobre la importancia de este hecho en la historia de nuestro pueblo seguida de una serie de datos generales sobre qué es esta enfermedad, los datos que había investigado en los diferentes archivos sobre las defunciones , afectados por géneros , estados civiles, edades, familias ... y gráficos de estos datos.
Le siguió una descripción de los hechos que sucedieron en el verano de 1885 cuando después de aparecer el primer caso de un segador procedente de Calatorao que falleció el día 1 de julio y del que se quemaron las ropas y se aisló a las personas que lo atendieron, comienzan a surgir los primeros casos y fallecieron mas de 270 personas en pocos días, casi la tercera parte de la población, y quiero poner textualmente la espeluznante descripción que sobre el suceso hizo un testigo:
 "No hay casa que no guarde uno o dos cadáveres; los invadidos piden socorro inútilmente; la oscuridad de la noche, la lluvia torrencial, la falta de alumbrado público, el médico ausente en un pueblo vecino; los alaridos desgarradores en las calles, en las ventanas, en los lechos; el tumulto llega a su colmo: el horror en todas las moradas forma el cuadro espantoso, donde la luz vacilante de los candiles o el resplandor del hogar, deja ver entre sombras, en el interior de las viviendas, los muertos mezclados con los vivos, los hijos espirando en los brazos de las madres moribundas."
" ¡Un solo médico, anciano y rendido de fatiga, para visitar 270 enfermos, y cuando los cadáveres insepultos pasaban de 80!"
"¡Cuántos cavaron su propia sepultura! ¡Cuántos, al día siguiente de tantos esfuerzos, fueron a hacer muda compañía a los cadáveres de sus hijos, de sus padres, de sus esposas y de sus hermanos!"
En trance tan cruel, dice la carta, nuestras incesantes súplicas al Gobierno se pierden en el espacio.
Es dramático el telegrama que mandó el alcalde al gobierno pero no sirvió de nada "por no sentar precedentes", sin comentarios.
La conferencia finalizó analizando las posibles causas que pudieron llevar a que Monteagudo fuese una de las poblaciones más afectadas por esta epidemia entre las que se pueden encontrar el agua del pueblo que se cogía de un pozo en la ermita y la ropa de los afectados... 
Muchísimas gracias a Antonio Ruiz por darnos a  conocer este pasaje de nuestra historia y al ayuntamiento y en su nombre a su alcalde Carlos González, por organizar estas conferencias que se han realizado en una de las salas del castillo-palacio a la que han dado el nombre de mi madre Felicidad Martínez , que comenzó este blog y que siempre luchó por dar a conocer su pueblo y su tierra.

31 de julio de 2017

QUE SUERTE ES LLEGAR A VIEJO


Una de las entradas que más visitas ha tenido este blog ha sido Poesía a los Ancianos .(9156). Fue una poesía que escuchó mi madre a una señora en una excursión y que pasó al blog. Hoy la he leído y pensando que era un poco negativa he querido hacer otra variando la visión de esta obra. Aunque es cierto que en muchos casos es real lo que nos comunica, no es menos cierto que no se puede ver la tercera edad como algo negativo. Pienso que hay que ser consciente de tus limitaciones que cada día son mayores. Que hay que estar agradecido a la vida de haber llegado a esta edad y que no podemos pretender el atar a nuestras limitaciones la vida de nuestros seres más queridos. 
Hace poco un amigo del pueblo me comentó que mi madre le había dicho que para ir a la residencia había necesitado una maleta y para salir ni eso. Es cierto que en la maleta de la vida vas guardando todo lo que te sucede, las caricias, los enfados, las peleas, los regalos... Pero cuando se cierra nada más puedes meter y de nada te sirve lo que te hagan. Carpe Diem, vive el momento.

Que suerte es llegar a viejos,
sin tener grandes problemas.
Los hijos nos quieren mucho.
Los nietos nos emocionan.

Las vistas  ya están cansadas.
Las piernas casi nos llevan.
Pero pasito a pasito.
Llegas donde te propongas.

Hemos pasado los años,
y llenado la maleta 
de trabajos y alegrías,
de amores y de jaquecas.

Los hijos siempre nos quieren.
Los nietos no nos desprecian.
aunque poquito a poquito.
seguirán su propia senda.

Nadie nos puede atender,
son muy largas las jornadas
las casas son muy pequeñas,
y muy cortas las soldadas.

Y si por nosotros preguntan.
ellos a veces contestan.
están cuidando a los nietos.
casi toda la semana.

A veces la enfermedad
nos gasta malas pasadas
y nos deja dependientes
con las fuerzas muy mermadas.

No debemos estar solos
casi toda la semana,
por lo que gracias a Dios
existen otras moradas.

Son nuestra segunda casa.
muchas veces residencia,
En ella vivimos juntos.
Los cuidados no nos faltan.

Esperando una visita.
de cariño que sí llega,
aunque a veces llega tarde
y el reloj parado queda.

La maleta se ha cerrado,
nada ya tiene urgencia,
nos vamos para el otro mundo.
solo con nuestras vivencias.

La de mi madre era la siguiente:

Poesia de los ancianos

Poesía de los Ancianos

Que pena es llegar a viejos.
Sin tener quien nos comprenda.
Los Hijos nos ven de lejos.
Los nietos no nos recuerdan.
Y con las piernas arrastras.
Y una terrible ceguera.
Caminamos paso a paso.
Arqueando las caderas.
Yo pido a la providencia.
Haber si de mi se acuerda.
Por que ya no puedo más.
Con esta horribles cadena.
Los hijos ya no nos quieren.
Los nietos ya nos desprecian.
Sin pensar que poco a poco.
Correrán la misma senda.
Nadie nos puede tener.
Tienen la casa pequeña
Pequeño es su corazón.
Y maltrecha su conciencia.
Y si por nosotros preguntan.
Ellos alegres contestan.
Llenos de satisfacción.
Están en la Residencia.
Es nuestra segunda casa.
Puesta por la providencia
En ella vivimos unidos.
En la alegría y la pena.
Esperando una visita.
De cariño que no llega.
Y si llega llega tarde.
Y el reloj parado queda.
Nos vamos para el otro mundo.
Agotados por la pena.

La recito una señora de Salamanca en una excursión,
Es duro pensar en esto pero una realidad de la vida moderna

30 de julio de 2017

DE ISRAEL A PORTUGAL PASANDO POR MONTEAGUDO

Cuando sales a la plaza del pueblo y te encuentras con coches como los de las fotos, tu mente se remonta a tus primeros pasos con un Citroen 2CV furgoneta que tenía mi padre y que en realidad fue mi primer coche. Esta furgoneta lo mismo servía para llevar manzanas al mercado de Almazán o por los pueblos de Soria, que llevarnos a los pueblos cercanos de fiesta por las noche de verano.
Las personas que iban en estos coches eran de Israel, me pidieron que les hiciese una foto y al no hablar español comenzamos a comunicarnos en inglés. Nos comentaron que eran de Israel, que iban a Portugal a un encuentro de citroen de época, que habían venido a Valencia en barco y luego recorrían España con sus coches. Les indicamos dónde estaba la judería de Monteagudo, nos hicieron varias preguntas del pueblo, número de habitantes, historia... También nos comentaron que al menos uno de ellos vivía en un kibutz, especie de granjas colectivas en las que compartían el trabajo y la propiedad, había rotación de puestos, salarios igualitaros etc.
Cuando se fueron recordé muchas cosas de mis primeras experiencias con el 2CV de mi padre, por ejemplo un día de invierno que subimos mi hermana y yo a Almazán a vender manzanas al mercado, estaba nevando, no se veía nada más que un poquito por la esquina del cristal por donde salía la calefacción, al llegar a Almazán no podía subir por la cuesta de la plaza ya que patinaba en el hielo; era increíble como estos coches con tan poca potencia llegaban a tantos sitios. 
Cuando estuve en San Esteban de Gormaz se comentaba que una médico de la zona tenía un coche de esta marca con el techo de lona, le cayó un jabalí en el interior y ella salio del coche cerrando la puerta, por lo que el animal le destrozó el coche hasta que logró salir.
 Eran coches muy básicos que se refrigeraban por aceite y con una amortiguación que se inclinaban un montón en las curvas. El de mi padre llevaba el asiento del copiloto un poco suelto y algunas veces el acompañante se te venía encima en las curvas.
 Me llamó la atención el "aire acondicionado" que llevaba uno de ellos, un ventilador en el salpicadero del coche.
Buen viaje a estos valientes israelitas y gracias por parar en Monteagudo y compartir con nosotros nuestros recuerdos y vuestras vivencias.