26 de marzo de 2008

Un duro al año

Monte arriba , cara al viento,
buscando reposo y calma,
iba me yo muy contento,
dándole descanso al alma,

Y cuando al alto llegué
Y al dar la vuelta a la cima,
Un rebaño me encontré
que se me venia encima,

Avanzaban las ovejas,
Marchando al paso tranquilas,
Y pasaban las parejas,
Al sonar de las esquilas,

Y a los últimos reflejos,
De los rayos vespertinos,
La vi perderse a lo lejos
Por los ásperos caminos,

Detrás de ellas lentamente,
Dando al aire una canción,
Y sacando indiferente
Su mendrugo del zurrón,
Venia un pastor un niño,
Un imberbe zagalejo,
Que me inspiro ese cariño,
Que es un súbito en un viejo,

¡Hola! ¿tu eres el pastor?
Si. Señor. ¿Que se le ofrece?
¿ Tienes padres?. No. Señor
¿Cuántos años tienes?-. Trece,
¿ Y cuanto ganas. Amigo?-.Un duro,
¿al día?. ¡Anda maño!
Al Mes-. ¡Que no digo!
¡Un duro al año!

La deje que se marchara,
Y en el monte me senté,
Y avergonzado, la cara,
En mis manos oculte,

Pasaron por mi memoria,
Templos palacios y reyes,
Los aplausos y las glorias,
Los discursos y las leyes.

Los millones del banquero,
Las fiestas del potentado.
Los réditos del usurero,
Ladrones en despoblado,

Fortunas mal heredadas,
En el tapete perdidas,
Cortesanas celebradas,
De ricas galas prendidas.

Los que del lujo se afanan,
Tanta gloria, tanto daño,
Y en tanto hay quien gana,
un duro al año,

Un duro. ¡Dios! Cuantas veces,
Lo habré derrochado yo,
En miles de pequeñeces,
Que mi gusto me pidió,

En comer sin tener gana,
en caprichos , en favores,
en vanidades humanas,
en guantes, coches y flores,
en un rato de placer,
en un libro sin valor
en apostar en beber,
en humo, en buen olor.

Y ese duro que se olvida,
En cuanto correr se deja,
era un año de vida,
de aquel niño que se aleja

Todos los seres humanos,
Yo vi que somos peores,
Unos falsos puritanos,
otros falsos soñadores,

Ya ateos ya creyentes,
Todos en el daño iguales,
Resolviendo diligentes,
Grandes problemas sociales,

Y hay seres que a esa edad,
Ignoran su propio engaño,
Y deben a la humanidad,
Un duro al año.

¡No! Mientras del frió enero,
en una espantosa noche,
mi prójimo por dinero,
me lleva a mi casa un coche,

Mientras de la mina oscura,
Saca carbón tanta gente,
Pasando tanta amargura,
Para que yo me caliente,

Mientras de la alegre fiesta
Salgo yo que siento y creo,
Y al pobre que me molesta ,
Lo mando airado a paseo,

Mientras derroche la moda,
Gastando ya sea grande o chico,
Mil duros para una boda,
Mil en entierros de ricos

Y hasta el sol desigual sea.
Al dar al hombre sus rayos,
Y haya niños con librea,
Que me sirvan de lacayos,

Ni creo en leyes humanas,
Ni en el que las bombas tira,
Palabras solo palabras,
Mentira, solo mentira,

No hay para las penas consuelo,
Sufrir y siempre sufrir,
El cristo se fue a los cielos,
Pero volverá a venir,

Su reino sera de espanto,
Sus leyes muy diferentes,
Y el rechinar de los dientes
Y ha de subir a mil codos,
Mas alto el nuevo diluvio,
En el moriremos todos,
Y mas alto que el Vesubio,

Nos ha de ser imposible,
Ese niño, ese pastor,
Ya convertido en terrible,
Ángel exterminador,

Que entre torrentes de lava,
Gritara de su alto escaño,
Yo soy aquel que ganaba,
Un duro al año,

Así a sus solas decía
Solo en las cumbres del monte,
Mientras el sol se escondía,
En el rojizo horizonte,

En la sombra se ocultaban,
Lentamente las aldeas,
Y en la ciudad humeaban,
Las fabriles chimeneas,

Veianse allá las cruz es,
De las santas catedrales,
Y los rayos de las luces,
De las fiestas mundanales,

Allí viven reunidos,
Miles de seres humanos,
Allí serán compujidos,
Los que se llaman cristianos,

Entre el ruido y movimiento,
De las modernas ciudades,
Resumen triste y cruente,
De las necias vanidades,

Mientras allá por la plana,
Cantando tras su rebaño,
Va aquel niño que gana ,
Un duro al año.
(Eusebio Blasco)

16 comentarios:

Lu dijo...

Pues a lo mejor es mas feliz el niño del duro que el rico!!!!
La verdad es que la vida es muy injusta.
Ya he vuelto, que la tenia a usted abandonadita!!! Bueno en realidad volvi hace unos dias, pero tengo muchisimo trabajo y no mucho tiempo libre. Intentaré seguirla a diario, pero disculpeme si algun dia fallo, son las cosas del trabajo!
Un beso grande

Anónimo dijo...

Un duro?, ¿Un euro al año? Desgraciadamente hay muchas personas en el mundo que ganan un euro al mes o un euro al año. Nos tendremos que aplicar lo que dice la poesía. Seguramente, aunque como dice Lu, seguramente el pastorcillo era mucho mas feliz.
Tomás

justo dijo...

en mi humilde opinión es más feliz el niño en su inocente ignorancia,que el más grande de los sabios con toda su sabiduria

Anónimo dijo...

No es mas feliz el que tiene mucho sino el que sabe disfrutar de lo poco que tiene para vivir tampoco se necesitan grandes cosas es suficiente con conformarse cada uno con lo que tiene y sonreir a la vida.
siga escribiendo que es fantastico
un abrazo

Anónimo dijo...

Esta poesía me la cantaba a mi mi abuela y a su vez se la cantaba a ella un señor muy mayor del pueblo cuando era niña que recuerdos

Juan Francisco dijo...

Ha sido para mí un placer encontrar este lugar y este poema. Lo escuché recitar cuando tenía siete u ocho años allá en mí publo extremeño y me impresionó. La llevaban en su repertorio aquellos mal llamados "titiriteros de la legua". Y digo mal llamados porque eran unos grandes actores y mejores personas. Nunca supe supe de quien era, pero pensaba que era de un tal Santos Ladehesa, que iba con su pequeña troupe de pueblo en pueblo y era un gran poeta. Muchas gracias por estos momentos inolvidables recordando mí niñez.

Rafael dijo...

La oí por primera vez cuando tenia 10 años, ahora tengo 73.

PACOPAL dijo...

Me ha sorprendido gratamente esta poesía, ya que me la recitaba mi tío que la escuchó en los años 30 o 40 , con diferencias al ser puramente de trasmisión oral. Pero lo agradezco con mucho sentimiento . No creía que existiera por otros sitios.GRACIAS

Anónimo dijo...

ME ALEGRO ENORMEMENTE ENCONTRARME NUEVAMENTE CON ESTE POEMA QUE TANTAS VECES RECITO MI MADRE. Y QUE EN MI MENTE SOLO ESTABAN ALGUNAS ESTROFAS. POEMA QUE HA PESAR DE LOS AÑOS ES COMO LA VIDA MISMA, MUCHAS VECES INJUSTA. GRACIAS

pasqual dijo...

^Poesia sencilla y verdadera, pero el niño es feliz en su ignorancia? Quien sabe.

Anónimo dijo...

Tal vez el niño fuera más feliz,en su ignorancia,que el rico.
Pero ¿No se sentiría un poco más feliz si en vez de un duro fueran diez?
Quizá tendríamos que concienciarnos un poco todos nosotros.

Yo también escuché este poema hace 70 años (y ya lo comprendía)
J. Poveda


3 Marzo 2016

Manuela Sánchez de Haro dijo...

A mi también me ha hecho ilusión encontrar esta poesía q tantas veces nos había recitado mi madre hace ya más de 50 años!!

Anónimo dijo...

Pues yo se la escuche recitar a mi primo José Luis hace 67 años y no sólo me gustó sino que me la aprendí de memoria.

L. Carro dijo...

Pues yo se la escuche recitar a mi primo José Luis hace 68 años y no solo me gustó sino que me la aprendi de memoria.






AGOSTO 2016

L. Carro dijo...

Escuche recitarla a mi primo José Luis hace 68 años y no solo me gustó sino que me la aprendí de memoria.


AGOSTO 2016

ramona romero segura dijo...

Tengo 60 años y mi padre, con el que me llevaba 50 años de diferencia, me la recitaba de pequeño. El la aprendió de su padre que a su vez se la transmitió el suyo. Mi padre no había ido a la escuela y casi no sabía escribir. A los 9 años ya trabajaba. La transmisión siempre fue oral y cada vez que nos la recitaba aparecía una estrofa nueva. Me pidió que se la enseñará a mis hijos y cuando la recitamos, normalmente en Navidad, nos acordamos de él. Con el tiempo conseguí el libro publicado a finales del siglo XIX "Un duro al año" con otras poesías. La poesía en su contexto está totalmente actualizada y hace pensar en cómo nos comportamos los seres humanos y como volvemos a caer en los mismos errores.
Juan Carlos Dalmau
Barcelona, Abril 2017