10 de marzo de 2008

Los Arrieros


Los Arrieros

Los arrieros: durante siglos fue un oficio muy normal para comerciar con las mercancías de un lugar a otro. También con reatas de caballerías a ferias y mercados para su venta. Tenían fama de bebedores si que en las posadas corría el vino con abundancia y se corrían buenas bromas con las chicas que atendían estos establecimientos que en este mundo de hombres estaban curadas de espanto, consecuencia lógica de catar el vino generosamente, se les soltaba la lengua y echaban votos y reniegos
.
Al que le gustaba correr mundo y aventuras el oficio de arriero le quedaba ni pintado
Aunque era duro por que haga frió o calor con lluvia o nieve, andar siempre por los caminos, a veces ni eran seguros ni cómodos.
Hoy en día por ejemplo los camioneros son los que han sustituido a estos arrieros con sus enormes cargas de toda clase de mercancías, los aviones de carga, los barcos.
Esos mercados tan grandes como por ejemplo Merca Madrid que allí hay productos y frutas de todo el mundo, el comercio con el extranjero hoy es todo tan normal, cosa que entonces no se podía ni soñar. Espero que todo esto sea para el bien de toda la humanidad en general, En aquellos tiempos no se valoraba el tiempo como ahora. La gente vivía con mas tranquilidad y hoy las prisas son más corrientes y siempre mirando la hora.
Entonces ni habia radio, ni televisión, ni teléfono móvil pero salían los hombres a trabajar con las alforjas o el zurrón siempre con la bota de vino, Tampoco existía la cerveza, pero a todo el que pasaba por el tajo se le ofrecían un trago y entablaban conversación, y al tiempo descansaban un poquito y se hacían amigos, a veces era gente que ni se conocían pero ese compañerismo que existía con la bota era muy bonito. Se valoraba el tiempo como ahora la gente vivía con mas tranquilidad y hoy las prisas son mas corrientes y siempre mirando la hora.

2 comentarios:

Lu dijo...

Lleva usted razón, ahora el tiempo es oro... nos pasamos la vida corriendo, como si el tiempo nunca fuera suficiente.Yo muchas veces me tengo que parar y pensar que no todo tiene que ser "ya".... La verdad es que si que es cierto que antes las cosas se tomaban con mas calma y casi que pienso que era mejor asi.
Un beso grande

carmen dijo...

Hola Felicidad, le voy a contar una cosa, mi padre no era arriero, pero era médico y estuvo durante un tiempo, nada mas terminar la carrera, en un pueblo de Zamora y nos contaba que tenia que hacer sus visitas a caballo, no solo era médico de ese pueblo sino de unos cuantos de los alrededores y una vez tuvo que asistir un parto y tenia que dar puntos a la señora y como no tenia hilo adecuado pues le quitó pelo de la cola al caballo lo desinfectó bien y cosió con ello, siempre le preguntabamos si todo fué bien y nos contaba que luego vió a los pocos meses al niño y era hermosisimo y su madre estaba en perfectas condiciones.