29 de septiembre de 2009

Los famosos cardillos

En Monteagudo de las Vicarias: Se criaban En Primaveras frondosas de lluvia, muy tiernos.


CardillosINGREDIENTES:
-Aceite de oliva.
-Ajos.
-Cardillos.
-Huevos.
ELABORACIÓN:
1. Cogemos los cardillos, retiramos las hojas dejando solo la penca.
2. Los partimos en trozos pequeños, se lavan bien y se cuecen durante 5 minutos en agua con un poco de sal, se escurren y se reservan.
3. En una sartén ponemos a calentar el aceite de oliva, cuando este caliente añadimos los ajos fileteados.
4. Cuando estén los ajos dorados añadimos los cardillos, los rehogamos un poco, añadimos los huevos, los estrellamos un poco y removemos hasta que se cuajen. Ya están listos para ser saboreados.
Revuelto de esparragos y collejas
Antes, hasta la migración de los 60 del campo a las ciudades, la economía de subsistencia hacía que se cultivaran pequeños huertos y terrenos en toda España, manteniendo montones de variedades. como la borraja incluso los tomates que no son como los que se crían en el huerto, aquellos grumos enormes muy tiernos, no son como los que venden. Esas huertas y terrenos se abandonaron, y al contrario de lo que ha ocurrido en otros países, con el abandono desaparecieron las variedades que se cultivaban (en gran número de casos). Después la precocidad en la producción, la presencia y la resistencia al transporte, han sido los caracteres que se han seleccionado, en detrimento de la calidad, el sabor, la variedad,... Una lástima. Ahora disponemos de muchos más productos, mas bonitos, pero de peor calidad y sabor.,
Plantas silvestres como los cardillos, El cardillo se puede encontrar en pastizales, prados incultos y eriales, sobre todo en terrenos no demasiado compactos, y cerca de los arroyos. La planta tampoco es rara en las cunetas y linderos, donde a menudo pasa inadvertida por la espesura del resto de la vegetación. tiene un aspecto roseta, con hojas pegadas al suelo. El cardillo es uno de los alimentos naturales más tradicionales Se recojan espárragos, trigueros, las collejas, los berros, el hinojo, y muchas mas que antes se recogían en el secano. Tiene doble premio (o triple) el placer de saborearlos, la satisfacción de haberlos encontrado tu mismo y el ejercicio en nuestras sedentarias vidas.
Hace poco salió precisamente el tema de los cardillos, se recogían se remojaban para lavarlos bien de la tierra y era una verdura exquisita.
Precisamente ese tema lleva tiempo inquietándome.Comemos lo que nos ofrece el mercado, y despreciamos lo que la Naturaleza nos da, y creo que salimos perdiendo, al desconocer las buenas propiedades de muchas "malas" hierbas, y privarnos de su consumo . A cambio comemos productos alterados: pensándolo. No se trata de que volvamos todos al campo a recolectar, como si continuáramos en el Paleolítico, pero tampoco es que tengamos que despreciar sistemáticamente cualquier planta que no se pueda cosechar mediante una maquinaria inmensa y produzca grandes beneficios económicos.
Recuerdo que también hacíamos tortillas de collejas. Se recogían tiernas antes de la floración y de esto hace mas de cuarenta años, y he recordado instantáneamente el rico sabor que tenían.

1 comentario:

^^EldanY^ dijo...

Me ha encantado encontrar tu blog y la explicación tan buena sobre estas cosas que nos podemos encontrar en nuestros campos. Hoy mismo he comido una tortillita de espárragos y tengo preparada una bola de achicorias para hacerme otra tortilla próximamente.
Un saludo desde una mancha del lugar.