15 de marzo de 2011

Animales mas Veloces


Halcon Peregrino:



El rabitojo mongol (Hirundapus caudacutus), con 170 km/h, es el pájaro más rápido que existe en vuelo horizontal. Este vencejo es seguido por el pato serrucho pico rojo y el vencejo común alcanzando éstos los 160 km/h.
Es originario de Asia y Oceanía y con una longitud que va de 19 a 22 cm, es el vencejo de mayor tamaño.
Anidan en huecos libres que encuentran en las paredes de acantilados y se alimentan de insectos que atrapan en pleno vuelo, rara vez se posan en tierra firme








EN EL AGUA:El animal acuático más veloz es el Pez Vela (Istiophorus platypterus) que alcanza los 109 km/hora. Esta velocidad tan elevada la consigue gracias a su poderoso pedúnculo caudal. Viven en el Golfo de México y el Océano Pacífico. No le va a la zaga el Pez Espada, también muy rápido.



EN EL AIRE:El ave más veloz en vuelo muscular, es el Vencejo que alcanza los 170 Km/hora. Dentro de la familia de los vencejos, los rabitojos, y en particular el Rabitojo Mongol(Hirundapus caudacutus) alcanza esta velocidad máxima de 170 Km/hora. El Vencejo Común (Apus apus) alcanza los 160 km/hora. Los vencejos están emparentados con las Golondrinas y con los Aviones. En Europa tenemos: El Vencejo Común, el Vencejo Real, el Vencejo Pálido, y el Vencejo Culiblanco Cafre. Pero el Halcón Peregrino (Falco peregrinus) alcanza en picado (ayudado por la gravedad de la Tierra) los 300 Km/hora! Convirtiéndose así en el animal más veloz del planeta. Tan bello, tan rápido.Vemos que la velocidad está hermanada con la belleza, tanto en vehículos deportivos, como en el reino animal.

2 comentarios:

AM Editorial dijo...

Hola:

"No te acostarás, sin saber una cosa más", como dice el saber popular.

Un blog muy interesante. Gracias por compartirlo.

Un saludo

Little Eiko dijo...

Sí, es cierto, los animales son de lo más hermoso y un regalo de la madre naturaleza. Mucha gente no les presta atención, pero para mí es gratificante saber más y más cosas de ellos...
Por cierto que llegué a tener un vencejo en mi mano, pues el pobre estaba muy enfermo...

Una entrada fantástica...

Un saludo